La Bioinformación o Biofeedback II

julio 11, 2011

Las Modalidades de Biofeedback

Muchos procesos fisiológicos se pueden registrar para las aplicaciones del biofeedback. Los más comunes son:

  1. Temperatura: Es medida por unos sensores colocados en los dedos del cliente. La temperatura indica la contracción o la relajación de los músculos lisos que rodean los vasos sanguíneos, que determinan la cantidad de sangre que fluye hacia las yemas de los dedos. Cuando se los músculos se contraen la temperatura está más baja porque fluye menos sangre hacia los dedos (experimentamos esta frialdad en nuestras manos cuando estamos tensos — por ejemplo, al comienzo de un evento deportivo, o cualquier otra situación que nos produzca ansiedad–).
  2. EDA: La actividad de Electrodermal (EDA) se mide mediante un aparato que registra la GSR (respuesta psicogalvánica de la piel) es una medida de la actividad fásica (las puntas altas y bajas) de la actividad de las glándulas sudoríparas. La mayoría de la gente es familiar con tener manos frías, húmedas bajo circunstancias que le son estresantes, tales como reunirse con gente que no conoce o teniendo que exponer algo en público. La frialdad viene de la constricción de los músculos lisos que rodean los vasos sanguíneos (medidos por la temperatura), mientras que la humedad es causada por actividad de las glándulas sudoríparas. Las glándulas sudoríparas segregan una solución salada como una respuesta emocional a los estímulos que provocan tensión y esta solución salada conduce la electricidad.
  3. Ritmo cardíaco: El ritmo cardíaco se mide en latidos del corazón por minuto. Ritmos cardíacos más rápidos son causados a menudo por la tensión; por ejemplo, nuestros corazones suelen latir más rápido cuando estamos asustados. El ritmo cardíaco se mide también en las yemas del dedo. La meta del entrenamiento es alcanzar un ritmo cardíaco entre 56 y 66
  4. latidos por minuto.

El entrenamiento clínico en biofeedback se utiliza con éxito en las aplicaciones siguientes trastornos:

* ansiedad

* depresión suave

* epilepsia

* dolor de cabeza

* para mejorar la concentración en el aprendizaje

* para conseguir un estado interno de tranquilidad

* tensiones musculares

* re-educación neuromuscular

* dolor crónico

* tensión arterial alta (hipertensión)

* asma

* problemas circulatorio

* Bruxismo (rechinar de los dientes por la noche)

* Trastorno de falta de atención en los niños

No es conveniente pensar en el biofeedback como una “magia” para todos estos problemas; más bien, el entrenamiento en biofeedback tiene implicaciones de largo alcance que van más allá de la idea del problema actual. Mientras que el entrenamiento es ciertamente beneficioso para una amplia gama de problemas sin el uso de drogas, es mucho más que eso. Despierta la posibilidad que tenemos de realizar cambios que duran en nuestros cuerpos y mentes, y nos da la oportunidad de tener técnicas eficaces para enfrentarnos a los acontecimientos más estresantes del diario.

Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: